Blog gratis
Reportar
Editar
¡Crea tu blog!
Compartir
¡Sorpréndeme!
Taller de TIC aplicadas a la enseñanza
Blog de Profesor Mario Freschinaldi
//22 de Agosto, 2014

El papel de las TIC en el sistema educativo

por mariof2005 a las 18:00, en TEORÍA
El papel de las TIC en el sistema educativo
Jesús Salinas/Universitat de les Illes Balears
Introducción
El conjunto de transformaciones sociales propiciadas por la innovación tecnológica y por el desarrollo de las tecnologías de la información y de la comunicación, los
cambios en las relaciones sociales y una nueva  concepción de las relaciones tecnología-sociedad que condiciona la posición de las tecnologías frente a la
educación, están provocando que el sistema educativo, una de las instituciones sociales por excelencia, se encuentra inmerso en un proceso de cambios.
Este tipo de procesos no es nuevo, ya que cada época ha tenido sus propias instituciones educativas, adaptando los procesos educativos a las circunstancias sociales y económicas. En la actualidad esta adaptación supone cambios en los modelos educativos, cambios en los usuarios de la formación y cambios en los escenarios donde ocurre el aprendizaje.
Este proceso de cambios, en uno de los marcos donde mejor se refleja es en el ambiente educativo, en el marco donde se desarrollan los procesos de aprendizaje.
Obviamente, el aula constituye uno de los más emblemáticos. La aparición de los medios de masas (radio, tv, etc..) han afectado a la forma en que los ciudadanos aprendemos, pero no ha afectado profundamente a la institución educativa. Los
ambientes educativos, tal como los conocemos, han comenzado a transformarse fuertemente en la actualidad para adaptarse a la sociedad de la información. Sin
embargo, el aula de clase, los procesos de enseñanza-aprendizaje que se desarrollan
en las instituciones educativas tradicionales parecen presentar cierta rigidez para una educación futura. La dificultad de este proceso nos lleva a interrogantes, a
innovaciones, a muchos y diversos debates, ... nos lleva, en definitiva, a la reflexión.
Una situación de cambios Podemos comenzar señalando que el sistema educativo, tal como lo conocemos, y por
lo tanto los entornos de formación actuales, son una consecuencia de la revolución industrial y por ello relativamente recientes en la historia de la humanidad. El modo industrial de producción (división del trabajo, especialización, instituciones sociales especializadas) requería formas de transmisión cultural acordes con las necesidades de aquella nueva sociedad industrializada. El sistema educativo moderno constituye una de las instituciones que viene a hacer de vehículo de transferencia de cultura de las viejas a las jóvenes generaciones en un momento en el que las instituciones
anteriores (clanes, gremios, familia patriarcal,...) estaban siendo borrados por el desarrollo de la nueva sociedad industrializada, y en el que la cultura misma también
se hacía más compleja.
Al igual que la llegada de la sociedad industrializada supuso grandes transformaciones en el conjunto de los procesos educativos y de transmisión cultural, la llegada de una nueva sociedad que conocemos como la sociedad de la información, la sociedad de los conocimientos, supone grandes cambios en dichos procesos. Y en este aspecto podemos enfrentarnos a las primeras reflexiones:
•La primera puede ser acerca de la existencia misma de transferencia de cultura de las viejas a las jóvenes generaciones, cuando en algunas aspectos fundamentales de la sociedad puede darse el fenómeno contrario. En el seno de estas contradicciones, la irreversibilidad del fenómeno de las telecomunicaciones nos transmite la responsabilidad de preparar a nuestros alumnos como consumidores de información en el trabajo, en la vida y en el ocio.
•Otra reflexión viene dada por los cambios en la conservación y transferencia de los conocimientos que está pasando del libro como símbolo del conocimiento y de la cultura a la televisión, el ordenador y el teléfono... Como dice Simone, en la actualidad el sentido mismo de la palabra leer es mucho más amplio que hace veinte años: ya no se leen sólo cosas escritas.
• Y centrándonos en el propio quehacer escolar... la enorme lentitud del sistema educativo para asimilar las formas culturales de la sociedad a la que tiene que adaptar a los individuos, dando la sensación que los adapta no para el futuro, sino para el pasado.
Cambios en los escenarios del aprendizaje, cambios en el aula Centramos nuestro análisis en el ambiente de aprendizaje, en la organización del espacio educativo y del tiempo, no porque sólo aquí se produzcan los verdaderos cambios, sino porque quizá se manifiestan más abiertamente y porque es el elemento de actuación más viable.
Es indudable, que la unidad básica de espacio educativo (el aula o la clase) y la unidad básica de tiempo (también suele recibir la denominación de clase) se ven afectadas por la aparición de las nuevas tecnologías de la información en el ámbito educativo. La enseñanza nacida de la industrialización se ha caracterizado hasta ahora y en relación al ambiente instructivo, por seguir una ley de tres unidades: Unidad de tiempo, unidad de lugar y unidad de acción (Todos en el mismo lugar, al mismo
tiempo, realizando las mismas actividades de aprendizaje). Este ambiente característico, comienza a desdibujarse al cambiar las coordenadas espacio-temporales que propician las telecomunicaciones, contribuyendo a facilitar el acceso a los recursos de aprendizaje a una mayor diversidad de personas y en diversas circunstancias.
La evolución misma de las tecnologías de la información, en el contexto definido por una sociedad de servicios, plantea nuevos desafíos a la educación, ya que en el futuro la obtención y organización de la información se convertirá en la actividad vital dominante para una parte importante de la población. Pero, al mismo tiempo que las TIC contribuyen al vertiginoso cambio que exige nuevas destrezas y cambios en los objetivos, pueden contribuir a su logro y dominio. En ello reside uno de los papeles cruciales que las TIC pueden desarrollar en el sector educativo.
Al analizar los posibles escenarios propiciados por las TIC tendremos que distinguir entre los cambios que puedan producirse en el ámbito de la enseñanza convencional de aquellos escenarios que se ven fuertemente potenciados por el uso educativo de las redes y que caen preferentemente en el ámbito de la enseñanza flexible y a distancia.
En general y con la actual tecnología, al menos en un futuro próximo, no parece que vayan a incidir en la enseñanza básica y media. Incidir, en el sentido de transformar el sistema. Se irá introduciendo como un recurso más, como un importante banco de recursos, sin provocar cambios importantes en la forma de enseñar. Constituyendo, eso sí, un preciado recurso para profesores y alumnos. Quizá esta forma constituya la
aportación más positiva de las TIC a la educación básica, por ahora.
Paradójicamente, el principal impacto de las TIC en el aula puede que provenga de las experiencias de aprendizaje informal. Se trata fundamentalmente de la utilización de las redes de información formadas por los enlaces electrónicos entre diferentes comunidades de enseñanza y aprendizaje para facilitar la adquisición de información y la construcción de conocimiento que representa una activa forma de aprendizaje informal e intercambio de información. En esencia, abarca el uso de los recursos que están disponibles en Internet en procesos de aprendizaje autónomo: Contactos e
intercambios con personas (expertos, colegas,..), acceso a archivos de instituciones formativas, participación en grupos de discusión moderados o no,...
En definitiva, el acceso desde una estación multimedia (ya sea desde el hogar, desde el aula, desde el cibercafé o desde un centro de recursos comunitario) a las distintas
redes puede proporcionar un entorno de comunicación multidireccional -sincrónica y asincrónica- y un espacio -un ciberespacio- que puede reforzar la colaboración e
interacción y que puede complementar, simular, y en algunos casos incluso mejorar, la clase convencional.
Nos estamos refiriendo a los entornos virtuales de formación y aquí debemos atender tanto a las vías en las que los media pueden restringir o permitir ciertos tipos de interacción, como al proceso por el que las personas son capaces de construir y negociar significados a través de la interacción y la actividad colaborativa.
En este sentido, con la consiguiente actualización sigue siendo válida la propuesta que hicimos en 1995 (Salinas, 1995), al hablar de tres escenarios que venían  configurados por la evolución de las redes de telecomunicaciones y de las potencialidades que
aportaban a los procesos de formación: Aprendizaje en casa, aprendizaje en el puesto de trabajo y aprendizaje en un centro de recursos de aprendizaje o centro de recursos multimedia. A estos tres escenarios, podríamos añadir en la actualidad uno caracterizado por la ubicuidad del acceso a la información y en consecuencia a los
recursos de aprendizaje y las promesas que ofrece: el aprendizaje en cualquier lugar/cualquier momento.
Las circunstancias organizativas en las que se sitúan cada uno de estos escenarios determina el acceso a los materiales de aprendizaje y la comunicación educativa que se configura y que podemos describirlos de la siguiente manera:
a) El hogar. La gran capacidad de intercomunicación que se va proporcionando, unido al crecimiento de los materiales de aprendizaje a
disposición de los usuarios en distintos entornos provocan un crecimiento de estos tipos de aprendizaje, crecimiento caracterizado por el grado de accesibilidad, de productividad y de calidad.
b) El puesto de trabajo. En este caso, se accede, tanto a los servicios de carácter general de la red y materiales genéricos de formación, como a materiales específicos de la propia compañía o de otras instituciones o consorcios a los que con carácter más o menos restringido se puede acceder desde la empresa.
c) Centros de recursos de aprendizaje. Se trata además de la utilización de tecnología de comunicación social con fines de formación, de disponer de tecnología destinada específicamente al aprendizaje. Así, adquiere cada día
más importancia la posibilidad de constituir centros de recursos compartidos (distintos ámbitos educativos, teletrabajo, servicios institucionales, constitución
de mediatecas, etc..) que rentabilicen los recursos de la comunidad. En otras palabras centros que presentando diversa fisonomía, centros comunitarios,
cibercafés, actúan de centros de recursos de aprendizaje, complementando y en muchos casos sustituyendo a los otros escenarios.
d) Tecnología ubicua. Aunque la evolución tecnológica en este sector es vertiginosa, en estos momentos y en cuanto escenario de aprendizaje podemos decir algo parecido a lo dicho para el hogar, los anchos de banda
posibles y los servicios disponibles, aunque presentando grandes posibilidades futuras tanto para la comunicación con los otros miembros de la comunidad de aprendizaje, como para el contacto con centros de recursos de aprendizaje.
Las perspectivas que ofrecen las TIC para cada uno de estos escenarios implica cambios en las claves organizativas en cuanto a combinación de los escenarios y la configuración de servicios integrados de aprendizaje. Estos nuevos servicios, fundamentados en el concepto de campus electrónico o en-línea, vendrían a integrar
en un mismo sistema de distribución de la formación los cuatro escenarios descritos.
Se trata de nuevas formas de enriquecer y mejorar la calidad del curriculum y de la formación. En los servicios integrados de formación la tecnología puede enlazar
profesores y alumnos de todos los niveles educativos -elemental, secundaria, superior.., así como de las empresas y la comunidad- y proporcionar una amplia
variedad de experiencias, información, materiales y posibilidades de comunicación. Se trata, en definitiva, de incrementar las oportunidades educativas.
Así pues, junto a la explotación como fuente de recursos dentro de la institución educativa, debemos atender al efecto que pueda tener el cada vez más creciente
acceso doméstico en fórmulas que pueden caer en el ámbito de la educación informal,
o en otros escenarios que se encuentran en constante evolución. Es indudable que los alumnos que utilizan internet, en cualquiera de ambas fórmulas, se benefician de varias maneras: mejoran su contacto con la informática y la tecnología; aprenden a trabajar en un mundo transnacional; se desenvuelven en otros idiomas; tienen acceso a miles de informaciones antes inalcanzables (bancos de datos, catálogos, museos,
bolsas de trabajo internacionales,...).
En este sentido quizá convenga reflexionar sobre algunos aspectos relacionados con el papel de las TIC dentro del aula:
•Aquellos proyectos y actividades que implican la utilización de las TIC, y fundamentalmente Internet, contribuyen de manera decisiva a desarrollar las
destrezas de comunicación interpersonal y estimulan la comprensión mutua entre países y culturas. Todo ello puede cobrar un especial interés didáctico cuando es necesario acceder a fuentes de información no disponibles en la localidad o que resultan cambiantes.
•El uso cotidiano de las TIC ayuda a profesores y alumnos a desenvolverse en un mundo donde la capacidad para manejar y acceder a la información será
crucial, tal como se ha dicho. También les ayuda a desarrollar la capacidad de aprender de manera independiente, que pueden luego proyectar sobre otras
situaciones de aprendizaje. En este sentido, por ejemplo, supone un estimulo excepcional para los alumnos avanzados que pueden tomar parte en actividades, proyectos, conferencias y debates y consultar bases de datos diseñados expresamente para proyectos de investigación que se llevan a cabo desde las instituciones educativas.
•Permite a los profesores y estudiantes aislados por las condiciones personales,geográficas, sociales o económicas, comunicarse con los demás y participar en
proyectos de enseñanza-aprendizaje comunes. Así mismo, es posible agrupar a los alumnos de diversas instituciones y compartir el personal docente.
•Otro elemento de reflexión es el control del acceso a la información. Es indudable que la edad condiciona el uso de Internet: En la escuela primaria,los alumnos suelen participar en proyectos dirigidos y que incluyen la
utilización del correo electrónico, mientras que en edades avanzadas se impone una mayor independencia en la búsqueda de información. Esta mayor independencia es vista frecuentemente como un riesgo y en consecuencia se promueven filtros y distintos sistemas de tutela de los adultos. En cualquier caso, me gustaría llamar la atención sobre la diferenciación entre 'acceder a la
red' o a Internet y 'formar parte de una red.
Cambios en el entorno del alumno
Las posibilidades que las TIC ofrecen en la educación, hacen que surjan nuevos alumnos caracterizados por una nueva relación con el saber y nuevas prácticas de aprendizaje adaptables a situaciones cambiantes. Lograr este tipo de personas flexibles para adaptarse a situaciones de continuo cambio, responder a los desafíos
que la evolución de la tecnología, la cultura y la sociedad plantea, va a depender de la puesta en marcha de acciones educativas relacionadas con el uso, selección,
utilización y organización de la información de forma que el alumno vaya formándose como un maduro ciudadano de la sociedad de la información.
No se trata de convertir a los ciudadanos en especialistas en comunicaciones, sino que la cultura de la comunicación esté en la formación básica para que la persona pueda desarrollar mejor sus posibilidades individuales y profesionales.
Los cambios generan dificultades e incertidumbres, pero también nuevos espacios de oportunidades. Por eso hay que adaptarse y crear esos nuevos espacios.
Paralelamente, se hace necesaria una formación del profesorado en la misma dirección. Esto es: dominio de las tecnologías (no para enseñarlas, sino como usuario
aventajado) y preparación para la función de guía y orientación en el uso y consumo de la información.
En este contexto podemos considerar que una persona educada debe ser un conocedor, un pensador y un aprendiz.
•En otras palabras, ser (o estar) educado supone la adquisición de :
o Conocimientos de un dominio específico, que incluiría conceptos,hechos y procedimientos identificados con un campo de conocimiento ocon una materia.
o Destrezas cognitivas generalmente útiles, estrategias heurísticas(técnicas y enfoques efectivos para la realización de tareas, etc..) y
estrategias de control (control del proceso mientras se realiza la
tarea,...).
o Estrategias de aprendizaje relacionadas con las destrezas y el deseo de aprender.
El enfoque tradicional ha consistido –consiste- en acumular la mayor cantidad de conocimientos posible. Pero en un mundo rápidamente cambiante esto no es
eficiente, al no saber si lo que se está aprendiendo será relevante.
Para concluir: ¿Qué posibilidades ofrecen las TIC para la enseñanza ‘convencional’?
Las diferencias en el uso de las TIC, más que entre niveles de enseñanza (la  enseñanza convencional superior, salvando las distancias, explota el potencial de las redes de parecida forma a como lo hace la enseñanza primaria), las encontramos en la situación de enseñanza: enseñanza y aprendizaje en gran grupo; trabajo tutorial en pequeños grupos; trabajo no supervisado en pequeños grupos; autoestudio individual
en el campus; autoestudio individual a distancia; etc.
En situaciones convencionales de enseñanza-aprendizaje, la presencia de las TIC no supone grandes transformaciones. No obstante, estos nuevos medios son integrados en los modelos existentes enriqueciendo el proceso educativo en dos direcciones: el acceso a la información y la explotación de las redes como medio de comunicación.
• En el primer caso, podemos encontrar infinidad de ejemplos de información disponible que puede ser útil y adecuada para distintos niveles y situaciones de
formación: Imágenes de otros lugares de la tierra, documentos, grandes bases de datos, materiales didácticos preparados en otras latitudes, experiencias
educativas, etc.. En este sentido las redes configuran una dispersa, variopinta y gigantesca ‘biblioteca’.
• En el segundo caso, las TIC son utilizadas para llevar a cabo proyectos en común, de tal forma que los alumnos se integran en grupos y comunidades que abren los horizontes del aula al contactar con compañeros situados en cualquier punto del planeta. Puede ampliar los horizontes de nuestras escuelas al dar la oportunidad a los alumnos de entrar en contacto con compañeros de
otros lugares, de otros países, a la vez que una visión más amplia del mundo y de su realidad, etc.. Y, en fin, contribuye a lo que en el mundo educativo conocemos como aprendizaje colaborativo desde el momento en el que facilita intercambiar y compartir información.
La simple introducción como un importante banco de información, de experiencias y recursos provoca cambios importantes en la forma de enseñar, cambios también en
profesores y alumno. En el caso de estos últimos, tanto si acceden dentro de la institución educativa, como si lo hacen en el ámbito doméstico, el contacto con las
redes supone, como ya se ha dicho, una mejor preparación para la sociedad que les tocará vivir.
Podemos afirmar que en gran medida estos usos todavía no han llegado plenamente a nuestras aulas, y ello debe tener consecuencias en la política de equipamiento e
infraestructuras, pero también en profesores y alumnos.
En el diseño de los nuevos ambientes, de las nuevas aulas, lo fundamental no es la disponibilidad tecnológica, también debe atenderse a las características de los otros
elementos del proceso instructivo y en especial al usuario del aprendizaje. No son los mismos usuarios (no presentan las mismas necesidades de aprendizaje, las mismas motivaciones, la misma independencia, situaciones laborales y profesionales, las mismas condiciones y disponibilidades, etc..), o no pretenden los mismos aprendizajes, los que aprenden desde el hogar, que los que lo hacen desde el puesto de trabajo o en un centro educativo convencional.
Lo verdaderamente importante es la utilización de una variedad de tecnologías de la comunicación para proporcionar la flexibilidad necesaria para cubrir necesidades individuales y sociales, lograr entornos de aprendizaje efectivos, y para lograr la interacción de estudiantes y profesores.
Palabras claves , , , , , , ,
Sin comentarios  ·  Recomendar
 
Más sobre este tema ·  Participar
Comentarios (0) ·  Enviar comentario
Esta entrada no admite comentarios.
Sobre mí
FOTO

Héctor Mario Freschinaldi

Mail: enviotp@gmail.com
En AS.: JVG CA Taller TIC (su nombre y apellido)

En un mundo donde los cambios se suceden vertiginosamente, incluso los tecnológicos, es menester asimilar las nuevas tecnologías para su aplicación inmediata y a futuro.

Ver perfil

Secciones
Inicio
Contacto
Tópicos
COMUNICADO (5)
INFORMACIÓN TECNOLÓGICA (143)
NOTICIAS para el debate (59)
NOTIFICACIONES (6)
PRÁCTICAS (8)
PROGRAMAS (2)
SEGURIDAD INFORMÁTICA (97)
TEORÍA (79)
TRABAJO FINAL (3)
Nube de tags  [?]
Enlaces
Calendario
Ver mes anterior Noviembre 2018 Ver mes siguiente
DOLUMAMIJUVISA
123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930
Más leídos
10 aplicaciones útiles para llevar a todos lados 10 en un pendrive
10 Herramientas para Profesores creativos
11 aplicaciones gratuitas para crear mapas mentales
15 buscadores para web profunda #OSINT (15 deep web search)
150 herramientas didácticas gratuitas para crear materiales educativos con tics
Así comprime la información tu computadora
Los peligros para los menores en Internet
Tecnología educativa Política, historias, propuestas
Trabajo Práctico 002A
WORD AUTORESUMEN
FULLServices Network | Blog profesional | Privacidad